HABITACIÓN JUVENIL

CAMA TREN EN PISO DE BILBAO

Una habitación donde soñar y crecer...


Proyecto realizado por Miriam.

Para poder explicaros este proyecto primero os voy a contar cuales eran las necesidades y el tipo de cliente con el que trabajamos.

Una tarde se acercaron a la tienda una pareja joven, ella embarazada. Tenían una ilusión enorme ya que iban a diseñar la primera habitación para el peque de la casa, que estaba a punto de llegar.

Tuvimos en cuenta sobre todo las medidas, una habitación alargada de unos 9 metros cuadrados. 4 de largo y  2,30 de ancho aproximadamente.

Otra parte importante a tener en cuenta… ¡el inquilino! Éste iba a ser un bebe recién nacido por lo que tenía que ser una habitación divertida donde pudiera crecer. Al principio usaría una cuna pero pronto necesitaría una cama donde dormir y otra cama más para invitar a sus primos y amiguitos.

Al principio los aitas estaban en duda de si poner mesa de estudio ya que hasta dentro de varios años no la usaría como tal, pero se decantaron por dejar la habitación totalmente equipada para olvidarse de reformas en unos años y poder disfrutar y dedicarse únicamente del pequeño de la casa.

En cuanto a la gama de colores se pensó que lo ideal para este caso sería algo tranquilo, clarito y en colores neutros para poder cambiar la decoración de la habitación como fundas nórdicas, alfombras, cortinas, etc…, según el niño fuera creciendo sin que algún color muy de bebe en los muebles se les quedase atrapado en tiempo.

Las paredes se pintaron de un gris claro para hacer juego con el blanco, titanio y silver de los muebles. Y se decoró en colores claros y tranquilos como el verde agua y el celeste por que son ideales para esta primera etapa de la vida.

Una habitación que quedó muy chula, con capacidad para guardar toda la ropa y juguetes del niño y funcional y divertida para crecer y disfrutar en ella.

¡Por cierto! El pequeño de la casa también pasó por nuestra tienda a supervisar lo que sus aitas le estaban preparando y, en la segunda visita, cuando les enseñé la propuesta de distribución y el proyecto tal y como lo veis ahora, apareció con la amatxu para dar el visto bueno.

Agradecer a los aitas por confiar en nosotros y decirles que fue un gusto formar parte de este proyecto.